sábado, 21 de enero de 2012

We need to talk about Kevin

Llega la carrera hacia los Oscars y comienza también el periodo al que podríamos llamar "pre-oscars" con multitud de ceremonias y entregas de premios, que si bien no dejan de ser importantes e incluso con más criterio y saber hacer que el que otorga la famosa estatuilla, son una antesala de éstos. Golden Globes, Premios del Sindicato de Actores... todos ayudan a los resabidos a hacer sus quinielas para los Oscars del mes próximo, que tendrá lugar en el teatro Kodak (quien sabe si por última vez, debido a la gran crisis que asola a está gran compañía, que no ha sabido a adaptarse a la era digital como es debido). Y bien, como he dicho antes, comienza la carrera hacia los Oscars, y aquí un servidor comienza la suya propia, para poder juzgar a los premidos y a los no. Comienza la carrera parr ver todas las nominadas o posibles nominadas (no se hace tarea ardua ya que en mayor o menor medida son buenas o entretenidas películas).

Los Descendientes, War Horse, The Artist... pero hoy llegó el turno a We need to talk about Kevin. Y es de está cinta de la que escribiré unas palabras en el siguiente post. Cinta inglesa dirigida y escrita por Lynne Ramsay, basándose en la novela de Lionel Shriver. Los datos técnicos llegan hasta aqui. Con dos claros protagonistas interpretados por Tilda Swinton y Ezra Milles (Eva y Kevin, respectivamente), la película cuenta la historia de una vida cualquiera, marcada por el odio y el rencor. Cuenta la lucha entre una madre y su hijo, pero también cuenta la lucha interna de sus dos protagonistas. Nos relata como la vida, a veces, no es lo que parece, como la familia ideal puede truncarse incluso antes de llegar a formarse. 

En un inicio me pareció una cinta un poco rara, y la abandoné. Eran las dos de la mañana y el sueño llamaba a gritos a la puerta de mi casa. La abordé de nuevo a la mañana siguiente y todo empezó a cobrar sentido. Se cuentan dos historias, que se van alternando, y que como es lógico, tienen un punto de unión al final de la película. Al principio puede costar un poco encontrar la relación entre ambas, incluso el hilo argumental en cada una de ellas, pero a medida que pasan los minutos, quedas cautivado por la historia. Cautivado y conmocionado a partes iguales. 

La actuación de Tilda Swinton hay que calificarla de sublime. En ella recae el peso de la mayor parte de la cinta y no es suficiente con decir que borda su papel. Madre angustiada que lucha internamente por lo que tiene que ser (amar a su hijo) y lo que en verdad es (odio hacia una criatura que la desprecia y le hace la vida imposible). En su cara, de verdad pesan los años, en su mirada de verdad se aprecia el sufrimiento. Su físico ayuda. Por otro lado, Ezra Miller, el hijo mayor, también aborda su papel con gran logro. Su sentimiento es el odio y el rencor, un niño sin escrúpulos, sin corazón. Sin embargo, tiene un algo que hace que siempre (no siempre, pero si a veces) te de la sensación de que va a cambiar, de que no toda la culpa es suya, de que se le puede perdonar... 


En cuanto a la dirección, no se tampoco criticar o no este tipo de trabajo, escapa a mis conocimientos. Si bien he de decir que a veces resulta un poco confuso el montón de imagenes y sonidos que hacen a las escenas perfectas visualmente, pero imperfectas en cuanto a la narración. Pero quizás este era el deseo de Ramsay, demostrar a través de la confusión visual la confusión del alma, la confusión de la vida misma, la perturbación del ser humano.

Trás terminar de ver el largometraje me fui directamente a mi cuenta de Filmaffinity y le puse un sonoro 10. Quizás el 9 hubiera sido suficiente para muchos, incluso el 8, pero la cinta me dejó pensando por unos días, me revolvió algo dentro. Tilda tiene la mala suerte de competir con la señora Streep, y aunque he de decir que aún no he visto la cinta de la Dama de Hierro, está cantado que con le Streep es muy difícil competir. Pero para mi Tilda merece un Oscar bien grande, una mención a su gran trabajo, y una mención a su elegancia en la alfombra de los Golden Globes, que no puedo irme sin decir que iba de 10, al igual que en mi cuenta de Film.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada